6.9.09

Orfeo y el Triángulo del Verano



En las noches veraniegas del hemisferio norte, entre el este y el sureste, se puede ver el Triángulo del Verano, formado por las estrellas Deneb de la constelación del Cisne, Vega de la Lira, que es una de las más brillantes, y Altair de la constelación del Águila.
La vía láctea atraviesa el triángulo, entre los cuerpos del Cisne y el Águila.
Si bien es observable desde el hemisferio sur, allí es mucho menos notorio. En el norte es tan distintivo como la Cruz del Sur lo es para ese hemisferio.

Vega es la estrella principal de la figura y fue muy importante para establecer el calendario de los romanos, porque el comienzo del otoño estaba indicado por su posición matinal. Los babilonios la llamaban la estrella de la reina de la vida. Es la primera del grupo en aparecer en el punto oeste, separada de Deneb por unos 23 grados, y con Altair al sur.

El mito de Orfeo tiene conexión con el águila y la lira. Cuando su amada Eurídice muere, él jura no volver a enamorarse jamás. Un grupo de mujeres tracias, enfurecidas por el rechazo a sus pretensiones amorosas, lo asesinan y tiran la lira con la que él encantaba multitudes en un río. Zeus ordena buscar el instrumento a un águila. Es entonces que el águila y la lira aparecerán juntas en el cielo como tributo al amor eterno de Orfeo.

1 comentario:

  1. Elizabeth9:06 a.m.

    Me encantó esta entrada. Muchas gracias por la información compartida. Recordé un cuento que escribì sobre Orfeo. Seguí enseñándonos.

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.