4.2.09

Arocena y las butacas de la burocracia


Amar es nunca tener que pedir perdón se decía en un film trágico-romántico de los 70. Gobernar, en cambio, es saber pedir perdón. Es el ejemplo que dio Obama a sus ciudadanos ni bien asumió su cargo. Si el presidente de uno de los países más importantes del planeta tiene la humildad, la capacidad, la humanidad necesaria para pedir perdón a sus conciudadanos, porqué no podrían hacer lo mismo todos los funcionarios de los gobiernos?

extracto el ejemplo de Radio Canadá:

Invité à s'exprimer sur le retrait de la candidature de Tom Daschle au poste de secrétaire à la Santé, le président Barack Obama a admis avoir fait une erreur avec cette nomination.

« Je pense que cela a été une erreur. Je me suis planté. J'en assume la responsabilité et nous allons faire en sorte de régler le problème pour être sûrs que cela ne se reproduira pas », a déclaré M. Obama, mardi, sur les ondes de la chaîne CNN.

Le président estime que cette affaire créait la perception qu'il existe deux règles: une pour les « gens importants » et une pour les gens ordinaires qui paient leurs impôts.

Cuando Arocena, el rector de la Universidad de la República de Uruguay, conocida como Udelar, firmó la orden para comprar butacas nuevas para el paraninfo, a un valor de unos 850 dólares usa cada una, EN UN PAIS POBRE, POBRISIMO!!!!. totalizando más de 220 mil dólares en gasto, con un solo oferente en la licitación y al borde del período de ejecutabilidad del dinero presupuestario, debiera haber tenido presente a los ciudadanos que pagan los impuestos, muchas veces con gran sacrificio. Ni que decir de los pacientes del hospital universitario que padecen unas condiciones de precariedad alarmantes, de los estudiantes que esperan en los pasillos, sentados en el suelo por un lugar donde estudiar. También se podría esperar algo más de sentido común por parte de la politizada dirigencia universitaria, por una vez, una mea culpa y no un discurso alambicado de factura tan académica como vacía de humanidad. Y qué si la partida volvía al rubro Rentas Generales? No es acaso el dinero de los ciudadanos? Pero así actúan los burócratas de la política, porque "siempre se hizo así", la famosa como destructora frase justificativa.

En la próxima huelga universitaria, qué se va a decir? Los ciudadanos podrían decir, pues bien, vendan las butacas antes que poner las penosas sillas y bancos en la calle, cortando el tránsito en reclamo de más dinero.

Y los estudiantes de la enseñanza secundaria, con sus locales al borde del colapso, con sus profesores al borde del colapso, con tantas puertas cerradas a la educación superior, qué pueden esperar?

Qué bueno sería que los funcionarios juraran la política de las H antes de asumir, antes de perder su gran H, el honor:

Honestidad - Humildad - Humanidad

D.B.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.