25.10.08

Peter Handke, ensayo sobre la fatiga




Porqué te acusas (una vez más)?

Porque la fatiga ya en aquellos tiempos estaba unida a un sentimiento de falta, al punto de transformarse en un dolor agudo.

..yo quiero contar las diferentes visiones del mundo según las diferentes clases de fatiga. En su momento, esa especie de fatiga que podía instalarse con una mujer tenia algo de aterrador. No, esa fatiga no se producía de por sí, ella tomaba lugar como un proceso físico; un corte. Y no era sólo a mí a quien golpeaba, también a la mujer, cada vez, como si viniera una intemperie del exterior, de la atmósfera, del espacio. Estábamos acostados, parados o sentados de a dos, y en un instante, separados irrevocablemente. Era siempre un instante de miedo, tal vez de horror, como durante una caída, pero no hacíamos nada. Uno y otro nos dejábamos caer inexorablemente, alejándonos cada uno en su propia fatiga, no la nuestra, yo en la mía, ella en la suya. Podría haber sido que la fatiga no fuera sino otro nombre para la insensibilidad o el alejamiento, pero por el peso que nos aplastaba, era la palabra que convenía.

1 comentario:

  1. Aqui estoy devolviendo la visita! Gracias por visitarme!!!

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.