31.10.08

Colette, lo que enseñó




"...pese a su discutible reputación, Colette es la única escritora francesa que tuvo derecho a unos funerales nacionales".
Esto dice la invalorable y nunca demasiado ponderada wikipedia sobre la escritora francesa Sidonie Gabrielle Colette, autora de la serie Claudina y de Gigi, que luego fuera llevada al cine con Audrey Hepburn como protagonista.

Claudina era un personaje profundamente sensual, que enseñó a más de una adolescente decimonónica sobre la esencia de la femineidad, a través del relato de sus peripecias.

Libertina, de reputación dudosa fue y sigue siendo una mujer que vive con libertad su sexualidad, según los aún machistas parámetros sociales.
Mujer. Porque si el hombre fue o es promiscuo, no es un libertino, no padece sanción moral. Al contrario, es un privilegiado por la vida. La moral religiosa ha hecho mucho daño en la estructuración de las relaciones sociales, por lo que no se han explorado otras vías más humanistas y menos prejuiciosas de construir la sexualidad.

Sobre Arthur Miller, dice en cambio la wikipedia: "Su obra se compone de novelas semiautobiográficas, en las que el tono crudo y sensual suscitó una serie de controversias en el seno de una puritana América que Miller quiso estigmatizar denunciando la hipocresía moral de la sociedad norteamericana." Un héroe!!
(Anaís Nin lo comparaba con el Minotauro, Erica Jong escribió "El diablo entre nosotros" pensando en él).

Fronteras entre literatura y sociología: desdibujadísimas.

D.B.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.