7.6.08

Románticos y alemanes


Caspar David Friedrich: "El monje frente al mar".

Karoline von Günderrode, poeta:

Ocúltate, ojo, al brillo de soles terrenales
envuélvete en la noche, que colma tu deseo
y calma tu dolor como las frías aguas del Leteo.
(del poema "El beso en sueños", a Savigny, un amado que prefiere a otra).

Perdido aquél a quien el amor no bendice
Aunque también bajase a las aguas Estigias
Sería malhadado bajo el fulgor del cielo.
(del poema "Amor por doquier", dedicado a Friedrich Creuzer, su gran amor imposible).

Consumirme en mi anhelo
y dar a luz aquello que me mata.
(de "La única", soneto para Creuzer).

Hölderlin, poeta:

Al hambre llamamos amor: y allí donde nosotros
no vemos nada, creemos a nuestros dioses.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.