25.4.08

Soutine: sacudido por los vientos


Arboles después de la tormenta:













Arbre couché, París, Musée de l´Orangerie



Catedral de Chartres, 1933 :

Chaïm Soutine nació en Lituania en 1893, en medio de la pobreza, la represión antisemita y religiosa. A los 14 años se escapó de su casa, (siguiendo un derrotero muy parecido al de Hans Christian Andersen, parece ser la forma en que los jovencitos talentosos de cuna pobre podían desarrollar su arte),. Consigue estudiar arte en Vilna, y emigra en 1913 a París, donde entabla amistades que lo ayudarán toda su vida, como Modigliani, y frecuentará las clases pudientes merced a sus mecenas.
En el prolífico período de Ceret, de 1919 a 1922, financiado por el marchand de su amigo, desarrolla su arte pintando paisajes sacudidos por temporales, como expresión de sus tormentas interiores. Arboles nudosos que se retuercen al viento, casas torcidas sobre los cimientos, rutas desiertas serpenteando violentamente hacia la nada, niños perdidos en el medio del paisaje borrascoso, son los motivos ejecutados de manera frontal, sin perspectiva, con una energía convulsiva que disloca todo lo que ve.
Entre 1923 y 1925 vivirá entre París y Cagne, y sus paisajes perderán algo de tortuosidad, logrando una paleta más clara, luminosa. Continúa pintando en series motivos a los que se ciñe con constancia. También ejecutará retratos y naturalezas muertas. Revisita grandes maestros como Rembrandt con las carcazas de animales muertos, a Chardin con las naturalezas muertas, a Corot con la pintura de la catedral de Chartres. Sus retratos, profundos escrutadores de almas, se asemejan a marionetas de cuerpos demasiados dúctiles, y aparentan una simplicidad inocente (Cabrerita! en Uruguay?), logrando un fuerte patetismo. Huye del fascismo a Touraine, pero muere en 1943 víctima de una úlcera estomacal.
Se lo considera un raro representante de la pintura expresionista en Francia pero tributario de la tradición de la escuela clásica francesa. Se diferencia de los expresionistas alemanes por no usar motivos de denuncia social en su trabajo.
Los artistas del movimiento Cobra reinvidicarán su influencia, así como el pintor expresionista abstracto De Kooning, y Francis Bacon quien lo admiraba profundamente.

Traducción parcial de artículo de V. Bouruet en Connaissance des arts, con motivo de la exposición en la Pinacoteca de París.
.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.