8.3.08

Mujeres: entre paréntesis


Dijo Valeria Sobel, hija de desaparecidos, en Página 12 de Buenos Aires, citada por Brecha de Montevideo:
...Quedó algo de miedo difuso, de desconfianza, de incomprensión, de distancia, de silencio. Quedó una sensación de peligro, también de absurdo; la sensación de que lo mejor es no exponerse...
...lo difícil es no mirar la película desde afuera, no seguir con esa sensación de haber quedado en el medio del camino, no seguir encerrada por siempre en el paréntesis, en cierto enojo. El paréntesis protege de riesgos, dolores y decepciones, pero también adormece. Adormece y aleja de los vivos. Y claro, los vivos pueden ser, podemos ser, más o menos cínicos, miedosos, egoístas, frívolos, descuidados, mezquinos, ciegos, etcétera. Pero también son, somos, otras cosas. Sería una pena pasar a través de esas otras cosas como en sordina. ¿Sería una pena, no?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.