9.3.08

La sirenita de Elvio Gandolfo

Pintura de Gauguin, ¿una de sus sirenas de mares lejanos?

En el suplemento Eñe del diario bonaerense Clarín, en la sección Ficciones, bajo el subtítulo cuento breve, Elvio Gandolfo publicó:

"Debido a presiones de la realeza sueca, Andersen contó que la sirenita pasó a vivir en el aire y la espuma, contenta de abrazar al príncipe y su esposa humana, para después irse al trópico, feliz y contenta. En verdad pasó a atormentar al príncipe en el otro mundo, los sueños, apenas él se dormía. Allí los dos vivían la armonía pero sobre todo la pasión y la lujuria que no habían alcanzado en el mundo de la ficción infantil con moraleja. Cuando el príncipe despertaba, entraba a una vida conyugal cada vez más desabrida, mientras la sirenita se enroscaba a esperarlo desnuda y con una sonrisa, a veces con piernas humanas, a veces con su hermosa cola escamada y tornasol de sirena hecha y derecha."

Una visión irónica, posmoderna de los amores imposibles.
D.B.

2 comentarios:

  1. sirenita iluminando los colores del universo...
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. gracias por tu fidelidad como lector, otro abrazo marino par tí, daf.

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.