29.2.08

Blues francés para la muerte de un amor


Bienvenu a tous
bienvenidos vosotros
los nadadores
del viernes a la noche,
esos perdedores,
que no podemos llorar ni aún en el azul
la muerte de un amor.

Podemos sí ver
el fondo de casi todas las mentiras
con aterradora lucidez,
el cinismo sangrante,
el destello del meteoro,
la sonrisa de la conveniencia.

No hay estrellas para nosotros esta noche,
están en el hielo
tintineando
en vasos seductores
muriendo en cuerpos vacíos de tanto saberse
cuerpos y nada más.

D.B.

Bleu, primer opus de la trilogía Bleu, Blanc, Rouge de Krzysztof Kieslowski, de 1993, film de violenta sensibilidad, como debe ser el arte, así de bello.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.