2.2.08

Obsesión


Obsesión que no descansa

y se desvela,

hija bastarda de la soledad.


Si todos los muros del mundo

la contuvieran,

muro mundo mudo

de palabras aprisionadas

por la cal de la razón.


Qué sería entonces de la libertad

muriendo lapidada

o lapidaria sentencia

a morir en un desierto

sin manantiales ni beduinos azules.


D.B.

2 comentarios:

  1. hola mi querida amiga, bueno venir de vuelta despues de un tiempo...la poesia esta muy interesante, obsesion la nuestra de no ser tan humanos no?
    que bueno que te trajeron buenos recuerdos los A.D.F.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo por tu comentario. Y creo que tienes razón, la obsesión por deshumanizarse, por resignar libertad, se disfraza a menudo de racionalidad, sentido común, consumismo.

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.