12.9.07

Nación eñe

He caído en cuenta que el concepto usual de nación es una absoluta patraña plañidera, pretexto para la melancolía y para atrocidades mayores que prefiero ni nombrar. La patria está donde está nuestro corazón, particularmente para los que somos producto de una catalítica mezcla de nacionalidades de inmigrantes. Soy uruguaya, pero suiza, pero italiana, pero española, pero alemana y otros que ni sé. Y mi corazón está adonde están algunos de mi amores, pero mis amores son mutantes, vitales, cambiantes y viajeros. Sé que mi patria es la de la letra eñe y poco más. Es lo que comparto con Bernardo, uruguayo que vive en Vancouver, con Juan, argentino que vive en Montréal, con Franz, chileno que vive en California, con Phillippe, montrealés que vive en Londres y que supo amar al español sin reservas hasta dominarlo casi a la perfección, adueñándose graciosamente del che y vos rioplatense, con el rubio oficial de migraciones que en el aeropuerto de Montréal me dijo hola en español con sonrisa refulgente, con Maider, vasca toda alegría que vino a iluminar Montevideo, y así.
Pero hete aquí que también la jota es mi patria. Y ahí toca el turno de compartir con la maravillosa y velada cultura árabe un legado de que sentirse orgullosa.
Y ya que estamos, sigamos con el palíndromo griego, epílogo aristocrático y refinado.
En todo caso, se aceptan opiniones.
Kalinixta.
D.B.

7 comentarios:

  1. Hey! Tu patria es la mía también, desde luego. Hay un bonito soneto escrito por Joaquín Sabina en el que nombra a todas las mujeres importantes que han pasado por su vida y finaliza con "esta es mi patria, alrededor no hay nada".

    ResponderEliminar
  2. Hey! Tu patria es la mía también, desde luego. Hay un bonito soneto escrito por Joaquín Sabina en el que nombra a todas las mujeres importantes que han pasado por su vida y finaliza con "esta es mi patria, alrededor no hay nada".

    ResponderEliminar
  3. Dafne:
    Aclaro antes que ando un poco ácido... Dicho esto como excusa para lo que sigue a continuación...

    No sentí la misma noción de patria cuando llegué a los aeropuertos de Miami y Madrid. Mi condición de "sinpapeles" obligaba a mentirle a los gorilas de turno. Tampoco creo que tengan esa misma sensación de patria los 20 africanos que murieron ayer a pocos metros de la costa española, cuando la patera en la que viajaban se dio vuelta. No había más de dos metros de profundidad, pero después de viajar durante varios días, sin agua ni comida... su debilidad les impedía ponerse de pie... Ah! la vieja Europa... tan rubia ella... Ah! la frontera del Río Bravo... tan llenita de desierto y de milicias paramilitares... Te dije que estaba ácido... te lo dije. Aclaro que no comparto nada de lo que acabo de escribir... Beso grande.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Marcos, expresaste en pocas palabras lo que a mí me costó muchas.

    Amigo Gato, coincido contigo. Precisamente, porque los milicos, sus armas y las fronteras son inventos patrioteros, es que reinvindico un espacio supra nacional de comunicación sin barreras, o las menos posibles que nos imponga la Babel en la que vivimos.
    Besos, Daf.

    ResponderEliminar
  5. hola dafne ,gracias por incluirme en esa nacion nn, porque justamente asi me siento, ciudadano de una patria grande ,sin fronteras, donde tod@s podamos hacer y decir lo que nos plasca. si ese es "nn" de alli soy, donde se cosecha amistad y amor...
    un abrazo derribador de muros...

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tí, Pescador, por compartir estos espacios sin barreras, gracias por estar.
    Paz, Amor y Resistencia.
    Besos, Daf.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí

    Desde España t lo digo, donde cada vez hay más Españitas. A cada uno la suya (en guerra, eso sí, con todas las demás).

    ¡Naciera yo sueco, coñes!

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.