26.3.07

Leni y la propaganda



Leni Riefenstahl
Actor/Director/Cinematographer/Editor/Producer: August 22, 1902 - Berlin, Germany
From All Movie Guide: German actress/filmmaker Leni Riefenstahl began her performing career as a dancer in 1920, studying with famed instructor Mary Wigman. In 1926, she was cast by director Dr. Arnold Fanck in the first of her many "mountain films" (a genre peculiar to Germany that had been popularized by Fanck), Peaks of Destiny (1926). The best known and most popular of her athletic starring vehicles was 1929's The White Hell of Pitz Palu. Having learned the whys and wherefores of directing and photography from Fanck, Riefenstahl expressed a desire to direct a film herself. The result was The Blue Light (1931), a true "auteur" effort: starring, directed by, edited by, and co-written by Riefenstahl, it was released through the newly formed Leni Riefenstahl Studio-Film.
.
Extraído de The New York Times.

Dice Susan Sontag, en su ensayo "Fascinante fascismo":
"Las cuatro películas de Riefensthal encargadas por los nazis-fuesen acerca del congreso del partido, de la wehrmacht, o de atletas-celebran el renacimiento del cuerpo y de la comunidad mediante el culto de un jefe irresistible. Se continúan directamente con las películas de Franck en las que ella fue estrella y con su propia "Luz azul". Los filmes nazis son epopeyas de comunidad consumada, en las que la realidad diaria queda trascendida mediante un autocontrol y una función extáticos; son acerca del triunfo del poder."
.
Quiénes sirven al monstruo, ¿qué son?
¿El afán estético es un pretexto para el mal?
D.B.
.
La estética fascista: prueba de la imposibilidad de un arte apolítico.

El tiempo y el olvido lo curan todo, dicen, lo que ha llevado a “la rehabilitación de figuras proscritas en las sociedades liberales”, que no conocen la advertencia de Santayana según la cual quien olvida su Historia está condenado a repetirla. De ahí que se haya producido “el reciente ascenso de Riefenstahl a la condición de monumento cultural” debido a las reivindicaciones feministas y a la presencia en nuestras sociedades de una “idea de lo bello” coincidente con la estética del culto al cuerpo de acuerdo con el modelo griego winckelmaniano o apolíneo. “Los filmes nazis son epopeyas... acerca del triunfo del poder... El arte fascista despliega una estética utópica: la de la perfección física. En la época nazi, pintores y escultores a menudo mostraron el cuerpo desnudo, pero se les prohibió mostrar imperfecciones corporales... La obra de Riefenstahl no tiene la calidad de aficionado y la ingenuidad que encontramos en otro arte producido en la época nazi, pero aun así, promueve muchos de los mismos valores... Algo más importante aún: generalmente se piensa que el nacionalsocialismo sólo representa brutalidad y terror. Pero esto no es verdad. El nacionalsocialismo -más generalmente el fascismo- también representa un ideal o, antes bien, unos ideales que persisten aun hoy bajo otras banderas: el ideal de la vida como arte, el culto a la belleza, el fetichismo del valor, la disolución de la enajenación y el sentimiento extático de la comunidad; el rechazo del intelecto, la familia del hombre (bajo la tutela de los jefes). Estos ideales están vivos y conmueven a muchas personas y resulta falaz así como tautológico decir que Triumph des Willens y Olimpia nos afectan sólo porque fueron hechas por una cineasta de genio... La actual desnazificación y vindicación de Riefenstahl como indómita sacerdotisa de lo bello -como cineasta y como fotógrafa- no auguran nada bueno de la agudeza de la capacidad moderna de detectar el anhelo fascista en nuestro medio” (Susan Sontag, Bajo el signo de Saturno. Edhasa Barcelona 1987. Libro que contiene su ensayo de 1974: “Fascinante fascismo” del que citamos lo antecedente).

.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.