15.3.07

Canción de la ladrona


Pienso en usted, caballero,
y cómo me gusta
esa certeza
de volver a verlo
para acariciarlo un poco
con los ojos
y robarle su sonrisa de boca cerrada.

Pienso en usted, joven,
en sus manos que sanan,
en los ojos de almendra
y sus bellos vellos negrísimos.

Pienso en su barba recia
de la que supe más
por ese beso espontáneo
que me tiene riendo sola
desde hace rato,
como los locos, así.

Pienso en usted,
que se me aparece seguro,
medido y elástico,
con su voz queda
en mi mismo registro.
(Quisiera robarle más).
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.