2.11.06

Testigo de la barbarie: Robert Fisk en Iraq



publicado el 15 de abril de 2003 por The lndependent/UK

"Para Iraq este es el ’Año Cero’ ; con la destrucción de las antigüedades en el Museo Arqueológico Nacional el sábado y la quema del Archivo Nacional y después de la Biblioteca Coránica, la identidad cultural de Iraq se ha borrado. ¿Por qué ? ¿Quién prendió el fuego ? ¿Con qué demente finalidad se ha destruido toda esta herencia ?"

Ayer [14 de abril] se produjo la quema de libros. Primero llegaron los saqueadores, después los incendiarios. Fue el último capítulo en el saqueo de Bagdad. La Biblioteca Nacional y el Archivo Nacional, un tesoro de valor incalculable de documentos históricos otomanos -incluyendo los antiguos archivos reales de Iraq- se convirtió en cenizas a 3.000 grados de temperatura. Después prendieron fuego a la Biblioteca Coránica y al Ministerio del Legado Religioso.

Vi a los saqueadores. Uno de ellos me maldijo cuando intenté reclamarle un libro de leyes islámicas que llevaba un niño de no más de 10 años. En medio de las cenizas de la historia iraquí, encontré un archivo volando por los aires : páginas de cartas escritas a mano en la corte de Sharif Hussein de la Meca -que dio comienzo a la revolución árabe contra los turcos- para Lawrence de Arabia y los gobernadores otomanos de Bagdad.

Y las tropas estadounidenses no hicieron nada. Todo volaba sobre el patio mugriento. Y las tropas estadounidenses no hicieron nada ; cartas de recomendación para las Cortes de Arabia, peticiones de munición para las tropas, informes sobre robo de camellos y ataques a los peregrinos, y todo escrito en delicada caligrafía. Yo sostenía en las manos los últimos vestigios de la historia escrita de Iraq. Pero para Iraq este es el Año Cero ; con la destrucción de las antigüedades en el Museo Arqueológico Nacional el sábado y la quema del Archivo Nacional y después de la Biblioteca Coránica, la identidad cultural de Iraq se ha borrado. ¿Por qué ? ¿Quién prendió el fuego ? ¿Con qué demente finalidad se ha destruido toda esta herencia ?

Cuando vi la Biblioteca Coránica ardiendo en llamas de 30 metros de altura desde las ventanas, corrí a las oficinas de los ocupantes, la Oficina de Asuntos Civiles de los marines de EEUU. Un oficial gritó a uno de sus compañeros "este chico dice que hay alguna biblioteca bíblica [sic] ardiendo". Le di el plano de situación, el nombre exacto en árabe y en inglés y dije que el humo se podía ver desde una distancia de casi 8 kilómetros de distancia y que sólo tardarían cinco minutos en llegar allí. Media hora más tarde, no había ni un estadounidense en el lugar de los hechos y las llamas alcanzaban los 60 metros de altura.

La capital de la cultura

Hubo un tiempo en que los árabes decían que sus libros se escribían en El Cairo, se imprimían en Beirut y se leían en Bagdad. Ahora arden en las bibliotecas de Bagdad. En el Archivo Nacional no sólo se conservaban documentos del califato otomano, sino incluso de los tiempos oscuros de la historia moderna del país, documentos manuscritos de los años 1980-88 de la guerra Irán-Iraq, con fotografías personales y diarios militares, y copias de microfichas de los periódicos árabes que se remontaban hasta principios de 1900.

Pero los documentos más antiguos y los archivadores estaban en los pisos superiores de la biblioteca donde la gasolina debe haberse utilizado a conciencia para incendiar el edificio El calor era tal que el mármol del suelo se había levantado y el cemento de las escaleras que yo iba subiendo se estaba rompiendo.

Los papeles en el suelo estaban todavía tan calientes que no se podían tocar, no tenían ni ilustraciones ni escritura y se convertían en ceniza en el instante que los cogía. Otra vez, de pie envuelto en este sudario de humo azul, me hacía la misma pregunta, ¿por qué ?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.