29.8.06

Anécdota sinecdótica

Anécdota sinecdótica esdrújula.

Con cariño a Quino, papá de Mafalda, personaje que me impulsó a divagar desde chiquita.


Cuando el contenido define al continente, ser gordo es una sinécdoque y esa condición cobra connotación estigmática.

Cuando el continente define al contenido, nos ponemos frívolos. Vemos la cáscara por no poder ver la yema.

Cuando se sobreentiende que el contenido abarca a su continente, surge el lenguaje poético, o el peor de los insultos.

Si digo que el Pentágono es la sede de la inteligencia estadounidense, es una falacia sinecdótica.

Una sinécdoque puede sustentar a la lógica kantiana, a la propiedad matemática transitiva, capaz que hasta a la teoría de la relatividad. Pero esto último no me animo a plantearlo.

Recuerdo a aquél matemático japonés que se quitó la vida. Pasó su último tiempo en este planeta haciendo teorías sobre el movimiento de las hélices. Padeció un sinecdótico harakiri existencial.

Si abuso de la sinécdoque, no sé si exagero una paradoja o un eufemismo, o si simplemente me vuelvo patética y cursi.


1 comentario:

  1. Anónimo10:25 a.m.

    quote
    es un texto lúdico que provoca una profunda reflexión. juega con el sonido de las esdrújulas de manera sensual y con humor.
    unquote

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.