21.7.06

De porqué la guerra es pornográfica, yo pregunto a los presentes....

El perro Socrático el Inquisidor es un salado.
Para muestra van sus reflexiones de tarde gris, con Miles Davis de fondo.
Es mejor que no escuche a Eminem, por ahora.

Si examinamos cuáles son los pueblos más beligerantes hoy, encontraremos que provienen de culturas represoras. Lo reprimido cobra tan singular poder, que se debe tapar a cualquier precio. La cultura musulmana y judía ortodoxa cubre a sus mujeres de pies a cabeza para que sus integrantes masculinos no caigan en la tentación primigenia.
En cambio la sociedad yanqui oculta sus pudores sexuales alimentando a una frenética industria pornográfica. Compró valores perecederos, pero acercándose la fecha de su vencimiento, se niega a ver esa realidad, eternizando un sentimiento de insaciabilidad.
Parece que verse a plena luz, tal como se es, causa demasiado pavor. Entonces se inventan máscaras y disfraces. Y recuerdo ahora a la película Eyes wide shut.
El hambre de poder, materializado en dinero para comprar sexo o sustituirlo en absurda negación, se disfraza de cruzada religiosa, moral o libertadora.
Para evolucionar hacen falta demasiados espejos, y mucha luz. Para verse como realmente se es.
Guau.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.