21.7.06

Qué es una Navidad helada


















Miré el árbol de la Navidad helada
la que creí no haber vivido.
Pero me equivocaba.

En todo caso,
no mereció adorno
de lágrimas perladas.

Porque espera en cualquier lugar
donde haya calor
y hay que saberlo encontrar.


De porqué la guerra es pornográfica, yo pregunto a los presentes....

El perro Socrático el Inquisidor es un salado.
Para muestra van sus reflexiones de tarde gris, con Miles Davis de fondo.
Es mejor que no escuche a Eminem, por ahora.

Si examinamos cuáles son los pueblos más beligerantes hoy, encontraremos que provienen de culturas represoras. Lo reprimido cobra tan singular poder, que se debe tapar a cualquier precio. La cultura musulmana y judía ortodoxa cubre a sus mujeres de pies a cabeza para que sus integrantes masculinos no caigan en la tentación primigenia.
En cambio la sociedad yanqui oculta sus pudores sexuales alimentando a una frenética industria pornográfica. Compró valores perecederos, pero acercándose la fecha de su vencimiento, se niega a ver esa realidad, eternizando un sentimiento de insaciabilidad.
Parece que verse a plena luz, tal como se es, causa demasiado pavor. Entonces se inventan máscaras y disfraces. Y recuerdo ahora a la película Eyes wide shut.
El hambre de poder, materializado en dinero para comprar sexo o sustituirlo en absurda negación, se disfraza de cruzada religiosa, moral o libertadora.
Para evolucionar hacen falta demasiados espejos, y mucha luz. Para verse como realmente se es.
Guau.

Se produjo un error en este gadget.