13.1.06


Contradicciones

Contar la lluvia es asociarse al tiempo. El tiempo no existe para quien no lo cuenta. Los granos de arena caen indetenibles, siendo incontables en el reloj de arena que los contiene. El reloj de arena es de vidrio y el vidrio es arena. Si sólo existe el pensamiento, la lluvia es real. Puedo controlar mis pensamientos, deteniéndolos sólo un segundo. A la lluvia no la puedo detener. Contar el tiempo duele, la lluvia duele. A la lluvia la puedo sentir, pero el tiempo me atraviesa y no me doy cuenta. Darse cuenta de la lluvia es darse cuenta del tiempo

1 comentario:

  1. Anónimo11:41 a.m.

    Este me encantó. Sobre todo porque cada vez que llueve siento eso, tomar conciencia real de lo cruel es el tiempo.

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.