15.10.05

Amores que sanan El beso del hombre Araña




Amores que sanan


Déjame en este exilio.
En mi sólo has leído,
¿será para bien?

Dame horas de estar
En tu verde.
Adónde debo leer?
En los giros de tu voz?

Dices que percibes
Que todo lo sabes
Cuándo fue la última inocencia?
Importa acaso...

Sigue tejiendo urdidor
La trama de la vida
No hay telarañas
Para las heridas

Amores que matan

Amores que matan

Inspirado por los versos de Juan Ramón Jiménez:

“Se han unido la hora,
El piano y tu cuerpo
Para hacerme morir
De nostalgias fragantes”

Se perdió el perfume de la azucena en el Molino
(recuerdo el brillo de tus luceros)
el estándar en el piano,
las velas y el olor de la madera

Nostalgia de lo que no fue ni será,
noche de flores perdidas

Sos buena mina, me dijiste, Garufa
Tu mano en mi hombro y besos fugaces

Felino de la luna, que pena ahora
Tus ojos tan fríos
Te fuiste en los viajes de tu destino
Así va el agua al molino.

Mares


Lloraría mis penas en el mar
Para volverlas marea y sal
Noctilucas, espuma.

Elegiría ser ola temible
Para morir en las rocas,
Suspirando.
Se produjo un error en este gadget.